5 feb. 2011

El teorema de Pitágoras.


Queridos jóvenes ilustres, hoy decidí escribir acerca de un tema que a todos nos debería de importar, y vamos, ¿Quién no lo conoce ?  Pitágoras de Samos fue un viejo que nació por allá en esos años cuando dios todavía no pisaba el mundo, afirmaba que TODO era matemáticas, estudió y clasificó los números.

Hace poco mientras deliraba con las hermosas facciones de mi maestra de matemáticas me llegó a la mente una pregunta, la cual me estuvo perturbando por el resto del día y no me permitía continuar mi día con normalidad, así que cuando llegué a mi casa, tras saludar a mi progenitora, corrí hacía mi computador  para investigar acerca del tema, al no encontrar mucha información acerca de mi incertidumbre, decidí, como cualquier otro ser mundano e ignorante, simplemente olvidar el tema, al fin y al cabo, supongo que para un joven de 15 años tal perplejidad era simplemente irrelevante.. tal pregunta era ¿Cómo se consiguió una aproximación de la circunferencia de la tierra?

Después de unas cuantas horas de perder el tiempo y molestar a ciertas personas, me tomé la libertad de hacer algo productivo, y preguntarle a mi hermana acerca de unas dudas que tenía con ciertos problemas trignométricos, tal provechosa situación me atrevo a exhibir con el siguiente dibujo:

Tras comprender en totalidad el por qué de mis dudas y resolverlas, mi hermana se digna a ilustrarme con un viejo cuadernillo el cual hablaba de geografía, que me ilustró y  resolvió mis dudas de aquella mañana. Tal respuesta hoy me atrevo a compartirla con ustedes.

Se atribuye a Eratóstenes (otro viejo sin vida que no tenía nada que hacer, cuya fecha de nacimiento es irrelevante) la invención de un método poco sofisticado, que se basa en el razonamiento científico, para medir la circunferencia de la tierra. Si se tienen dos rectas que se juntan en el centro de la tierra formando un ángulo, cuyo valor ahorita nos es irrelevante, tal ángulo podríamos llamarlo X. A la recta uno la podríamos llamar A, y la recta restante B, tales rectas terminarían en la superficie terrestre.. y también tendríamos una recta C que uniría la recta B con la línea A. Sabiendo la distancia del centro de la tierra hasta la capa ozónica o la superficie de nuestro querido planeta, podríamos calcular la recta C por medio del teorema de Pitágoras, entonces repetiríamos el paso las veces necesarias, dependiendo del ángulo X, para así lograr los 360 grados de nuestro planeta y conseguir una aproximación de nuestra hermosa circunferencia terrestre .







No hay comentarios:

Publicar un comentario